Como se comenta un texto filosófico.


Lo primero que hay que tener claro es que los textos filosóficos no entregan su sentido inmediatamente. Hay que leerlos varias veces con atención. Hay que preguntarse seriamente si los entendemos. Por supuesto que una parte previa al comentario es leer varias veces el texto, investigar las palabras que no entendamos y subrayar las ideas que nos parecen más importantes. Una vez nos parece que entendemos el texto, hay que pasar a comprenderlo, que es distinto.
¿Qué es comprender un texto filosófico? Hay que darse cuenta de que un texto filosófico es siempre la respuesta a una pregunta, que puede quedar implícita o explícita. Comprender un texto filosófico es siempre hacerse la pregunta a la que el texto intenta ser respuesta. Fíjate que he escrito hacerse la pregunta; una pregunta no se comprende si no nos la hacemos.
Cuando hemos identificado la pregunta ya tenemos el tema, y además estamos capacitados como interlocutores para dialogar con el texto, que ya dije que es de lo que se trata. Así que podemos comenzar el comentario en un sentido técnico. El comentario de texto consta de tres partes: resumen, análisis y contextualizacion.
En el resumen se trata de sintetizar el texto. No debe ser mayor de un 25% de la longitud del texto, y en ningún caso ocupar mas de diez líneas. El resumen debe comenzar por una presentación en la que mencionemos el nombre del autor y el de la obra donde esta inserto el texto. También debe señalar cual es el tema del texto, y resumir la argumentación que propone el autor.
El análisis es quizá la parte más compleja del comentario. En un análisis correcto debemos llevar a cabo las siguientes tareas. Podemos empezar por dividir el texto en partes, dejando siempre claro cual ha sido nuestro criterio para esa división. Otra tarea siempre a realizar es explicar los conceptos técnicos que aparecen en el texto. Hay que explicar que significan determinadas palabras en el autor a estudiar, por contraste con el significado que tienen en el lenguaje corriente o en otros autores. (Esta es tal vez la parte más importante del análisis). También hay que clarificar el texto, explicando las metáforas, las comparaciones o los giros lingüísticos que proponga el autor. Por ultimo, hay que poner en claro la conexión lógica que las ideas del texto tienen entre sí. ¿Es convincente el autor?
Si el análisis es algo así como desmenuzar el texto, la contextualizacion es algo así como mirarlo de lejos. En primer lugar la contextualizacion debe situar al texto en su obra. (¿De que va el libro en el que esta inscrito el texto? ¿Cuál es el lugar de ese texto en ese libro?) En una segunda etapa la contextualizacion debe atender al autor. (¿Qué importancia tiene ese texto en la obra de ese autor? ¿Qué importancia tiene el tema en la obra de ese autor? ¿Por qué?) En tercer lugar la contextualizacion debe referirse a la época histórica del autor. (¿Por qué ese tema era importante en ese tiempo? La posición del autor ¿es original? ¿es revolucionaria?). Después debemos situar el texto en el contexto de la Historia de la Filosofía. (¿Cuál es la importancia de ese tema en la historia de la filosofía? ¿Cuáles son las posiciones principales acerca de el? ¿Qué filósofos están en la tradición del autor del texto? ¿Cuáles no?) Y para finalizar el comentario debemos ponderar la importancia del tema que trata el autor y sus respuestas para nuestro propio contexto histórico.
El comentario de texto a veces también tiene que señalar otros aspectos, como el estilo literario del texto, si es confuso, si es persuasivo, si es irónico… Por último, no hay ni que decir que un buen comentario de texto tiene que ser claro, riguroso y bi
en presentado en su elaboración.